Testimonio real de una lectora de Zona Luz

Ustedes deben saber de lo que hablo. Vivir en Mérida es lidiar con el salitre. Podríamos decir que deberíamos estar acostumbrados, pero es un verdadero calvario ver como las llaves de los lavabos se deterioran y lucen verdosas y opacas; no hay bolsillo que aguante para estar cambiándolas cada año.


Cuando compraba nuevos grifos para el baño, me decían que eligiera marcas “buenas” y por lo tanto más caras… y el resultado era el mismo. Quizá aguantaban un poquito más pero terminaban inservibles.

La dureza del agua hace que las tuberías y llaves vayan llenándose de sarro, aunque se le dé un cuidado especial, con el tiempo la acumulación del sarro provoca baja presión de agua y deterioro de llaves, regadera, calentador, lavadora, en fin.

Me mudé hace poco a una casa nueva, así que mi red hidráulica estaba limpia y mi deseo de que duré así y que todo se conserve en buen estado por mucho tiempo, me llevó a investigar, comparar y ver los beneficios de los equipos que ayudan a acabar con el sarro. Y me decidí a comprar el suavizador de agua JOOST.

El suavizador de agua JOOST ayuda a eliminar el sarro y el óxido de las tuberías, y permite tener un agua menos dura. Es un aparato pequeño que solo se sumerge en el agua de tinaco y se fija en cuestión de segundos con cuerda especial que viene incluida, y actúa continuamente deshaciendo el sarro.

Algunas de las cosas que más me gustaron de JOOST es que no necesita mantenimiento, ni agregar químicos al agua y tiene garantía de 10 años; ioniza el agua con un campo magnético, elimina el sarro ya existente y evita la formación de sarro nuevo.

Antes de que las tuberías de mi casa nueva se llenen de sarro, JOOST está protegiendo mi inversión.

Tú también pide el tuyo y compruébalo. Llama al 9842-04-34-22, la atención que te dan es excelente.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos