Nuestros pensamientos, emociones y sentimientos, influyen en nuestra manera de actuar; mismos que nos bloquean y limitan al no ver las cosas como son.

Esto sucede cuando de manera inconsciente nos mantenemos funcionando desde el trauma, el drama, el enojo, el disgusto y la intriga; y que, sin darnos cuenta, nosotros mismos nos vamos cerrando a más elecciones, a más posibilidades y a más vida.

El estar consciente de esta compulsión a la repetición, nos permite tomar las riendas de nuestra vida, nos facilita salir del condicionamiento al que estamos sometidos; y de los lugares donde nos hemos atorado por estar identificados con ellos.

La capacidad de estar consciente en todas las áreas de nuestra vida nos da el control de ser, de hacer y de crear para nosotros, mejores formas de vida; nos da la habilidad de echar abajo todas aquellas creencias y juicios limitantes que nos hemos creado en algún momento de la vida de nosotros mismos y del mundo, que nos contiene para realizar nuestros sueños. Nos da el poder de percibir aquellos pensamientos negativos inútiles que sólo nos atormentan, para generar otros que nos produzcan tranquilidad, calma y paz.

Funcionar de manera consciente, es estar presente en nuestra vida, es saber por qué de las cosas que nos pasan, es tener claro lo que tenemos y lo que queremos. Es percibir y recibir lo que la vida nos da.

“No podrás vivir en auténtica pasión, si te conformas con una vida que es menos de la que eres capaz de vivir”. Nelson Mandela

Por Psic. Nery Sosa Ruz
Cel. 9992 16 53 39