El 18 de marzo de 1989 fue un nuevo nacimiento para mí. Cuando dejé el cigarro, no sabía mucho de adicciones, solo sabía que yo era adicta a él.

Las adiciones tienen muchas causas: predisposición genética, una hipnosis colectiva que desde niños nos sembró la semilla para que en su momento germinara; y heridas de vida que hemos experimentado a edades tempranas.

Las adiciones orales: fumar, tomar, drogarse, consumir azúcar, comer, nos revelan haber pasado por una etapa oral no resuelta, que significa no haber recibido lo que necesitábamos, en donde nos quedamos con ganas de más miradas de mamá, de más contención, de su leche y su amor.

A veces las mamás no pueden darnos lo que necesitamos, porque ellas no lo recibieron. Suceden eventos que lo impiden, una mamá que tiene que volver al trabajo, que tiene depresión postparto, que tiene un matrimonio difícil, problemas económicos o muchos hijos de quien ocuparse.

Otras veces, queremos tanto, que no es posible satisfacernos y ese amor y esa mirada no encontrada, se persigue toda la vida.

Saber que el cigarro no nos va a dar el amor de mamá que buscamos, nos hace conscientes de que dentro de nosotros habita un niñito herido que busca en lugares equivocados ese alimento y ese amor que no recibió.

Encontrarlo, significa que yo como adulto, me puedo hacer cargo de mí y darme lo que voy necesitando.

Yo hoy necesito cuidar mi cuerpo con comida sana, con ejercicio, descanso; cuidar mi entorno; con quien me junto, qué escucho, qué leo, de qué platico; vigilar cómo me trato, si me pongo en peligro con malas relaciones, si me exijo, si no atiendo mis enojos, tristezas. ¡Si escucho sin filtrar ese diálogo interno que me lastima tanto!

La vida es un camino hacia mi propio encuentro. Y lo que más deseo en esta etapa es descubrirme dándome más amor cada día, y vivir con toda responsabilidad el hacerme cargo de mí. Solo desde este lugar podremos dar a los demás cosas más amorosas y sanas.

Si estás fumando puedes dejar de hacerlo en verdad.

Lourdes Fernández
9991637428

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos