(Hijos con necesidades especiales)

1ª PARTE

La autoestima es la capacidad de una persona para valorarse y atribuirse a sí mismo un significado de importancia, cariño y aceptación de las propias características, así como de tolerancia ante los propios defectos.

En otros términos, es lo más parecido a amarse a sí mismo.

Nuestros padres nos enseñan a amar y juegan un papel primordial en la construcción de este tipo de amor, “el amor por sí mismo”, el tener capacidad de auto valorarse. El amarse así es la base de muchas herramientas afectivas; claro, no debemos confundir este concepto con el narcisismo o el orgullo egocéntrico. La efectividad con base en la valoración propia puede facilitar a una persona a realizar actividades para las que tiene habilidad de forma certera, atreverse a hacer cosas en las que no tiene mucha experiencia, ser firme ante las relaciones sociales, tener disposición para enfrentar sus estados emocionales, entre otras cosas.

La familia nos enseña a ser buenos en esta forma de amar, pero ¿cómo se construye?

Se construye en el transcurrir de los días, en los accidentes y los errores, en cada acto consciente e inconsciente de las personas que nos rodean, especialmente nuestros padres, ya que ellos son los principales objetos de nuestro amor, sobre todo en nuestra infancia.

En concreto se construye:

a)Cuando premiamos a un hijo o lo castigamos, de manera justa o injusta.
b)En la forma en la que se comunican los padres entre sí.
c)En la forma en que se le dan a conocer sus retos al hijo.
d)¿Qué es un error?
e)La participación que tiene un hijo en los problemas de casa y el poder que tiene en la toma de decisiones según su edad.
f)En la forma en la que se enfrenta a sus miedos, enojos y tristezas.
g)Si se alientan o no sus aspiraciones.
h)La forma en la que se hace una crítica de la sociedad.
i)¿Qué son las virtudes?

Continuará…

Psic. Carlos René Martínez Olivares.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos